También escúchanos en:

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

jueves, 7 de junio de 2012

EUROPE -- Detalles sobre su nuevo material

Europe
Bag of bone 
 
Al conocer esta noticia del nuevo disco de los suecos EUROPE, el noveno en su extensa carrera que decia asi: "La edición mas importante desde The Final Countdown". Lo vi como algo exagerado, pero ahora despues de escucharlo se quedaron cortos, porque podrían haber incluido "La edición mas importante de este año"

 

europe2012Estamos no solo ante el mejor disco de Europe desde su regreso al circo discográfico de 2004, si no su mejor disco en toda su carrera.

Puro Hard Rock, mirando de reojo al Blues de todas aquellas grandes bandas de los sesenta y setenta inglesas que tan buenos tiempos nos hicieron y nos hacen pasar, pero sobresaliendo una de ellas: Led Zeppelin. A estos les miran directamente a los ojos.

El interludio de “Riches to rags” con esos golpes de batería mientras la guitarra de Norum comienza un rápido solo, nos traen a la mente a Bonzo y Zoso sin quererlo ni beberlo.

Por no hablar de su primer y excelso single “Not supposed to sing the blues”. No ya por su autobiográfica letra donde encontramos pequeños guiños a Zeppelin (“I’m still I kid when the levee breaks”) o AC/DC (“Back in black and I’m 17”), si no por el riff que acompaña durante toda su duración al tema, imposible de quitárselo de la cabeza una vez escuchado. Incluyendo por supuesto esos aires marroquís presentes en temas de Zeppelin (“Kashmir” es el ejemplo más rápido que viene a la mente), y esa percusión a cargo de Anton Fig (Ace Frehley).

“Firefox” suena mucho más a Hughes y contiene el riff más rápido del disco, apoyado por la batería tras el estribillo.

“Bag of bones” tema que da título al álbum se abre con unas guitarras regalo de Joe Bonamassa. Su slide llena de emoción es un inicio sencillo pero efectivo, para un tema que instantes después resulta ser en su estribillo el que contiene una de las mejores melodías del disco.

“Requiem” suena a eso. Amén de ser una pequeña introducción, el tema solo dura 28 segundos, de “My woman my friend”, de nuevo un pesado y denso ejercicio de Hard Rock exhumando Blues por todos sus poros. Atención al solo final de Norum sobre el estribillo del tema, antes de que éste acabe con Mic al piano, lánguido y fúnebre como “Requiem”.

“Demon head” recuerda de nuevo al trabajo de Hughes.

“Drink and a smile” es un viaje acústico muy Led Zeppelin III, pero que en su melodía cuando llega al estribillo me recuerda a “Laugh ‘n’ a ½” de los daneses D.A.D.

Es extraño por eso que el Blues tenga tanta presencia en este disco y tan solo dos de los temas lleven el sello en la composición de Norum, quien siempre se dijo que estaba más cerca del sonido del Delta que del sonido que realizaba la banda en sus primeros discos. Incluso en alguna entrevista a día de hoy el propio Norum llegó a decir que odiaba todo aquel sonido de bandas como Bon Jovi, Cinderella, Ratt y la forma en que se vestían. Extraño.

“Dogohuse” y “Mercy you mercy me” se podrían haber fundido en una. Ambas están algo por debajo de la media general del disco, podríamos decir que son las más flojas del mismo, aún siendo el patrón de ambas idéntico al resto de temas: riffs de válvulas, sonidos de Hammond llenando cualquier espacio libre del tema, dando consistencia, una sección rítmica admirable y un Tempest excelso.

El disco se cierra con “La balada”. “Bring it all home” cumple a la perfección su cometido. Un cierre con clase. Majestuosa. Deliciosa y emotiva. Con pequeños recuerdos a “New love in town” de su anterior obra “Last look at eden (2009)” y donde la guitarra de Norum suena más bluesy que nunca. Con un solo lleno de melancolía, parece que su guitarra gima de dolor.

Pero por suerte este no es el último tema del disco, si es que posees la edición japonesa del mismo.

“Beautiful disaster” es posiblemente el único momento en que la banda regresa a los mágicos ochenta, aunque en su caso deberíamos decir principios de los noventa, ya que este regalo para los fans nipones, suena como aquel viejo tema llamado “Yesterday’s news”. Al menos la energía positiva que desprende el mismo nos hace regresar a aquella época (1991).

En pocas palabras el disco esta a nível de MASAKREISHON...

Track list:

01. Riches to rags
02. Not supposed to sing the blues
03. Firebox
04. Bag of bones
05. Requiem
06. My woman my friend
07. Demon head
08. Drink and a smile
09. Doghouse
10. Mercy you mercy me
11. Bring it all home
12. Beautiful disaster [Japan bonus track]

Line up:

- Joe Tempest: voz
- John Norum: guitarra
- John Levén: bajo
- Mic Michaeli: teclado y coros
- Ian Haugland: batería y coros

Músicos invitados:

- Joe Bonamassa: guitarra slide
- Anton Fig: percusión

Y para todos nuestros radioescuchas, aqui el video oficial de " Not supposed to sing the blues"

 

0 comentarios: